Ancianidad y preparación para la muerte

Este es un estudio de psicología que habla del proceso de envejecer como un proceso de prepararse para la muerte. Nuestra sociedad que se ha construído sobre la base del optimismo positivista , no acepta la muerte y menos aun la ancianidad. La medicina considera a la muerte como una derrota . La misma ancianidad es vista como algo indeseable como algo vergonzoso que hay que ocultar.

Hoy en día la gente que llega a una edad en la cual comienza a verse el paso del tiempo se empeña en ocultarlo con operaciones esteticas y regimenes y torturas físicas absurdas. Prefieren ver su cara deformada por ciliconas que aceptar una arruga, como si no se notara la edad en  una persona cuya sonrisa es una mueca o cuyo rostro tiene una hinchazon propia de un dolor de muelas . Todo ésto no es mas que un autoengaño porque los años los llevamos igual encima aunque nuestro espejo pretenda engañarnos. Como el espejo de la Reina de Blanca Nieves, nos dirá siempre que somos los mas jovenes hasta que un día la realidad nos diga basta y debamos asumir que nos llegó la hora, sin habernos dadoa nosotros mismos  la chance, de ir aceptandolo de a poco, permitiendo entrar en nuestra vida a ese proceso llamado  ancianidad.

 

Resumen: Desde la Psicología del Desarrollo se aborda el afrontamiento de la propia muerte y cómo preparar
al individuo a medida que transcurre su tiempo vital. La transición del morir puede servir de elemento
de intervención y optimización del desarrollo en el proceso de envejecimiento y especialmente en
la última etapa de la vida: la ancianidad.

Por: Emilia Serra Desfilis(*)
Mari Carmen Abengózar Torres
Universidad de Valencia

Introducción
El presente trabajo pretende sentar las bases, desde una perspectiva evolutiva, de una realidad evidente pero no por ello descubierta en toda su dimensión psicológica, a saber, el ser
humano es el único organismo vivo sobre el planeta que tiene conciencia de que un día morirá.
El conocimiento de la vida humana lleva implícita la dimensión temporal, y, en ella, el tiempo biográfico nos conduce a la idea de fin, y, por tanto, a la idea de muerte.
La realidad del conocimiento del fin de la vida humana comienza muy pronto en el desarrollo individual, el niño preoperacional ante hechos que acontecen a su alrededor conectados con la desaparición de objetos y seres queridos, va configurando su idea de lo que es “el morir”. Sin embargo, en términos piagetianos, ese concepto o idea de lo que es “el morir” en el niño va a depender básicamente de: a) su nivel de maduración, b) el factor experiencia y relación con si148 Emilia Serra Desfilis y Mari Carmen Abengózar Torres
anales de psicología, 1990, 6(2)
tuaciones relacionadas con la muerte de seres queridos en su trayectoria vital, y c) el papel otorgado por los adultos, en particular, y la información social, en general, acerca de la explicación más o menos “prelógica” y/o veraz de los hechos acontecidos relacionados con la muerte.
Ello condicionará que un niño, de mayor o menor edad, con mayor o menor contacto con situaciones de muerte en su trayectoria vital (abuelos, padres, algún hermano o compañero, animales
de compañía, etc.), y miembro de una sociedad más o menos tecnificada, violenta, agnóstica o dirigida hacia la individualidad o la colectividad, entre otras variables, posea visiones
bien distintas de “el morir”.
En el mismo nivel de análisis, en la polémica suscitada por algunos autores (Clunies Ross y Landshown, 1988; Spinetta, 1981) acerca del concepto de muerte en el niño, estaríamos de acuerdo con Spinetta (1988) quien sustenta la idea de que el niño enfermo terminal posee una idea del morir no homologable con la del niño sano ya que, según nuestro esquema, el factor experiencia y contacto con situaciones relacionadas con la muerte, así como las transmisiones sociales -entendidas como interpretación por parte del mundo social y del mundo adulto- del
hecho, deben modificar sustancialmente el equilibrio que sustenta las diferentes estructuras cognitivas del niño, manifestando esquemas de conocimiento claramente distintos.
A lo largo del desarrollo, el paso del tiempo, entendido como ascenso en el curso vital biográfico, el individuo va a encontrarse en distintas ocasiones con el proceso de morir de los que
le rodean y -aunque en el transcurso del hilo biográfico podríamos encontrar una muerte como”la muerte significativa”, en un sentido fenomenológico -, a medida que su edad vaya aumentando sus vivencias del morir, van a ser más y de más variada significación.
Si bien existen estudios que demuestran que los individuos de la “cuarta edad” -ancianos- relatan como vivencias significativas más recientes los fallecimientos de personas queridas (Serra,González y Oller, 1989), del mismo modo que la edad es un mejor predictor para los cambios respecto a la cercanía de la muerte que otras variables evolutivas como la jubilación (Abengózar,1990), ello no significa que los acontecimientos relacionados con el morir vayan jalonando -como variables no normativas -el enfrentamiento personal del joven, el adulto o el anciano ante ese proceso.
Si, siguiendo el modelo de Baltes, Reese y Lipsitt (1980), son las influencias no normativas las que poseen un poder explicativo mayor sobre los cambios en las últimas etapas de la vida, y entre aquellas influencias los fallecimientos de seres queridos ocupan un lugar importante en la historia personal, quedará plenamente justificada la reflexión -desde presupuestos evolutivosacerca de las relaciones entre ancianidad y proceso de morir -entendido en un sentido amplio
como a continuación intentaremos poner de manifiesto.

Sigue:  anales de psicología, 1990, 6 (2), 147-158

Iré publicandolo

About these ads

Un pensamiento en “Ancianidad y preparación para la muerte

  1. Queridos todos:

    Quiero compartir con ustedes lo siguiente:
    Amazon.com tiene el libro
    Como prepararte para tu propia muerte
    a la venta con descuento,
    al lado del best seller El Secreto.
    La oferta es que pueden comprarse los dos libros
    por un excelente precio.
    Quiero invitarlos a que visiten la pagina
    http://www.amazon.com y que corran
    la voz entre las personas que ustedes conozcan.

    Espero que disfruten estas especiales lecturas!
    Muchos besos y bendiciones.
    Maria

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s