Los enfrentamientos entre los EEUU y Gran Bretaña

Las hostilidades entre los EEUU y Gran Bretaña no se terminaron con la independencia de los EEUU:

LA GUERRA DE 1812

Dentro de poco mas de un año se cumplira el segundo centenario del inicio de una de las guerras mas desconocidas de la Historia. Algunos autores americanos se jactan de que su país jamás ha sufrido un ataque extranjero desde su independencia y de que jamás ha sido invadido por una fuerza hostil; lo que estos historiadores desconocen o pasan por alto, deliberadamente o no, es la guerra de 1812, que enfrentó a los recién formados Estados Unidos y a la todopoderosa Gran Bretaña una vez más después de la independencia de las colonias.

Esta guerra puede considerarse una extensión norteamericana del conflicto napoleónico en Europa, pues las raíces de la contienda se encuentran en las relaciones comerciales entre la Francia imperial y los Estados Unidos. En 1807 Gran Bretaña impuso un severo bloqueo naval a la Francia de Napoleón, y uno de los países más perjudicados por esta medida fue los Estados Unidos, ya que Francia demandaba el 80% de las exportaciones de algodón y el 50% de todas las restantes. Este es el motivo por el que, pese a al bloqueo naval, los mercantes americanos siguieron comerciando con Napoleón, lo que suscito la ira del gobierno británico.

La política Británica respecto a los infractores del bloqueo consistía en la confiscación de toda la carga útil y, en el caso de los marinos estadounidenses, el enrolamiento forzoso de parte de la tripulación en la armada real. Cada vez más embarcaciones norteamericanas eran apresadas por la armada británica y esto causó un gran malestar en la república norteamericana, por lo que el 18 de junio de 1812 el presidente James Madison, presionado por importantes grupos expansionistas y aprovechando la difícil situación bélica que atravesaba el Reino Unido, ocupado en la guerra peninsular española (1808-1814), declaro formalmente la guerra a Gran Bretaña.

Por aquel entonces Canadá seguía siendo territorio Británico y se convirtió en el objetivo de las primeras acciones bélicas de los Estados Unidos. Las fuerzas canadienses no podían esperar refuerzos de la metrópoli a corto plazo y reclutaron fuerzas indígenas como mercenarios. Los primeros meses de la contienda los americanos se centraron en atacar los principales núcleos de población de la frontera de Canadá, como York o Toronto, pero los intentos por ocupar las plazas fueron repelidos por las milicias locales. Ante la resistencia canadiense, y como consecuencia de un nuevo bloqueo naval que no tardaría en dañar seriamente su economía. los Estados Unidos optaron por una estrategia más defensiva y trataron de romper el bloqueo que la armada real les habia impuesto. La marina americana cosecho algunas victorias frente a los británicos como la del Lago Champlain (11 de septiembre de 1814), pero no logró romper el bloqueo comercial en el atlántico.

Después de recluir a Napoleón en la isla de Elba los británicos pudieron destinar refuerzos a Norteamérica y lanzar ofensivas terrestres en el interior de Estados Unidos. El 24 y 25 de agosto de 1814 un fuerza expedicionaria británica derrotó sin problemas a las milicias que defendían Washington DC, para después incendiar y saquear la ciudad, incluidos algunos edificios emblemáticos de la capital, como el Tesoro o la Casa Blanca, poniendo en fuga al presidente Madison y su gabinete. Poco después algunas localidades del estado de Maine corrierón la misma suerte. Esto forzó a los Estados Unidos a intentar negociar un fin del conflicto con sus enemigos europeos.

La paz se alcanzó finalmente con el tratado de Gante (Bélgica, 24 de diciembre de 1814). El tratado contemplaba la restauración de las relaciones entre los dos países y la vuelta al status quo ante bellum. Sin embargo, la distancia geográfica con la zona de conflicto impidió que las noticias sobre el armisticio llegasen antes de la batalla de Nueva Orleans, el último escenario de la guerra. El 23 de diciembre de 1814 la flota británica cerró el puerto y la desembocadura del Misisipi e inició un intenso bombardeo sobre la ciudad. Los ataques contra las posiciones americanas fueron constantes, pero la milicia estadounidense consiguió mantener el control sobre la plaza. Estos ataques se prolongaron hasta el día 8 de enero, día en el que la noticia de la firma del tratado de Gante llegó al frente y cesaron las hostilidades.

Cabe destacar que durante el trascurso de la batalla de Nueva Orleans el poeta americano Francis Scott Key compuso su famoso poema “The Star-Spangled Banner”, que sería ratificado como himno oficial de Estados unidos en 1931; además se encumbro la imagen del general Andrew Jackson´, que llegaría a la Casa Blanca en 1829 como el séptimo presidente de los Estados Unidos

………………………
Tambien aquí:
http://norbertobarreto.wordpress.com/2012/02/07/la-guerra-de-1812/

La cena está servida

Cuando los soldados llegaron a la Casa Blanca en las últimas horas de ese 24 de agosto, no encontraron combatientes desafiantes sino un banquete servido.

Gilbert Stuart's 1797 portrait of George Washington, saved by Dolley Madison’s order, was taken down and reframed to better preserve it in 2004. Erik Kvalsvik for the White House Historical Association

Retrato de Washington que salvó Dolley Madison.

Dolley Madison, la esposa del presidente, lo había dejado listo en la tarde, como hacía todos los días para su esposo, pero ante la cercanía de los soldados se había visto forzada a escapar como también lo había hecho el mandatario.

Dolley salió de la mansión presidencial, pero antes decidió llevarse un retrato de George Washington, el primer presidente del país, para salvarlo de las llamas. Fue una acción que todavía hoy está cargada de simbolismo: el cuadro es la obra de arte más vieja expuesta en la Casa Blanca, según Bushong.

Poco después de la fuga de Dolley Madison, los británicos encontraron la casa vacía, satisficieron su apetito, bebieron Madeira, recorrieron sus habitaciones y finalmente les prendieron fuego.

“Nunca olvidaré la majestuosidad destructora de las llamas a medida que las antorchas iluminaban las camas, las cortinas, etc”, escribió el mayor Harry Smith, uno de los soldados, según consta en el libro de Vogel, que se titula Through the Perilous Fight.

“Aunque la ciudad de Washington tenía poco menos de una década como capital, el simbolismo de perder esas estructuras golpeó muy fuerte al país”, dice Vogel.

Libertad pero no independencia

The President's House was left a gutted ruin; the walls still 'white except for great licks of soot that scarred the sockets that had been windows.' President's House by George Munger, ca. 1814-1815. White House Historical Association (White House Collection)

La Casa del Presidente -como se conocía a la Casa Blanca- fue afectada seriamente por el incendio, como se ve en esta acuarela de George Munger (ca. 1814-1815).

El incendio de la Casa Blanca y el Capitolio fue uno de los episodios más significativos y dramáticos de un conflicto de 32 meses entre Estados Unidos y Reino Unido que comenzó en 1812 con la declaratoria de guerra firmada por el presidente James Madison.

Estados Unidos tenía la sensación, explica Vogel, que los británicos estaban pisoteando la joven soberanía del país, al restringir por ejemplo el comercio con Europa u obligar a marineros estadounidenses a que trabajaran en navíos de la flota real.

Doscientos años después:

Mal chiste causa polémica en Twitter

Un fracaso de comunicación, especialmente en Redes Sociales puede causar una gran crisis. La Embajada Británica, festejando el aniversario número 200 de la batalla anglo-estadounidense, sube un tweet, con un irónico chiste, el cual causó una gran polémica.

El comentario causo más de 7 mil 500 réplicas lo que orilló a la embajada y a sus gestores de crisis a ofrecer una disculpa pública por el mismo medio

http://mashable.com/2014/08/25/british-embassy-burning-of-the-white-house/?utm_cid=mash-com-Tw-main-li

El enfrentamiento por Venezuela y las Guayanas

Estados Unidos de América a fines del siglo XIX es ya una potencia y ésta era una buena ocasión para demostrarlo a Gran Bretaña, el 20 de julio de 1875, Richard Olney – secretario de Estado norteamericano – escribe al Foreing Office: “…el gobierno de los EE. UU. ha dicho claro a la Gran Bretaña y al mundo que en aquella controversia se encuentran comprometidos su honor y sus intereses…” “… Los Estados Unidos de América, los del sur y los del norte, por su proximidad geográfica por la semejanza de las instituciones gubernamentales, son amigos y aliados desde el doble punto de vista político y comercial. En la actualidad los EE. UU. Son prácticamente soberanos en este continente y su voluntad tiene fuerza de ley en las materias que crean conveniente hacer objeto de su intervención. ¿Por qué? No es por la amistad pura o buena voluntad. No es simplemente a causa de su alta reputación como nacióncivilizada… Es porque, además de todas las razones, sus infinitos recursos unidos a su posición aislada, hacen que domine la situación y que sea virtualmente invulnerable contra todas las demás potencias”.(15) .

Cinco meses más tarde Lord Salisbury – secretario de Relaciones Exteriores británico – dio respuesta al mensaje de Olney en los siguientes términos: “Las circunstancias que movieron al presidente Monroe y las que hoy mueven al gobierno americano tienen muy pocos rasgos comunes. La Gran Bretaña no trata de imponer ningún sistema en Venezuela, ni tiene nada que ver con las instituciones políticas bajo las que Venezuela quiere vivir. Pero el imperio británico y la República de Venezuela son vecinos y han diferido desde hace tiempo y continúan difiriendo en cuanto a la línea que separa sus dominios. Esta es una controversia con la que aparentemente los Estados Unidos no tienen nada que ver. No se trata de la colonización por un país europeo, ni de imponer ningún sistema de gobierno a los países de la América del Sur… La Doctrina Monroe no forma parte del derecho internacional ni ha sido aceptada por ningún gobierno… Los Estados Unidos tienen derecho, como todas las naciones de intervenir en cualquier controversia que afecte sus intereses, y ellos son los únicos jueces para saber lo que atañe a sus intereses, y hasta donde deben sostenerlos. Pero tal derecho no adquiere mayor fuerza por el hecho de que la controversia afecte algún territorio que se llame América. El principio de Mr. Olney de que las cuestiones americanas deben decidirse por los americanos, aún cuando estuviese fundado en los términos empleados por el presidente Monroe, que no lo está, no puede sostenerse por ningún razonamiento basado en la ley de las naciones… El gobierno británico no está preparado para admitir que los intereses de los EE. UU. están necesariamente envueltos en cualquier discusión sobre fronteras que pueda surgir entre estados cualesquiera de los que poseen dominios en el hemisferio occidental… Tampoco acepta el principio de que los EE.UU. están autorizados a exigir que el arbitraje sea aplicado a cualquier pedido referente a la entrega de territorio…”(16) .

………………………..

Leer más: http://www.monografias.com/trabajos88/laudo-arbitral-paris-diferendo-anglo-venezolano-esequibo/laudo-arbitral-paris-diferendo-anglo-venezolano-esequibo.shtml#ixzz3BgSm66fj.

………:::::::::::::::::……………………

Conclusión:

En la actualidas Gran Bretaña y los EEUU parecen aliados, pero ninguno de los os píses han sido fieles a sus alianzas , por el momento los EEUU se han hecho cargo de las costozas guerras imperiales de Gran Bretaña, pero hasta cuando durará la armonía?

GNN 6 – El Proyecto Monarca – El Juego Más Peligroso PARTE 1 DE 2

Dejo esto a pesar de que en Alemania no permiten ver la parte 2, por tanto no me hago responsable de la parte 2, solo que me habría gustado verla, pero estoy en el pais donde se ha creado ésto, contadme vosotros si queréis o podéis (vérlo) de qué va todo esto…

El curioso caso de los kurdos judíos ‘

El curioso caso de los kurdos judíos ‘

Judios demuestran en solidaridad con los kurdos. ? Cada  kurdo tienen un esqueleto judío en sus armarios

El actual  acercamiento entre los Judios y los kurdos, de pie juntos en contra de ISIS y en favor de la protección de las minorías oprimidas en Irak, ha oscurecido un aspecto de su relación histórica que no se no habla a menudo: ¿cuántos kurdos Judios se convirtieron al Islam durante los siglos? La comunidad de 18.000 miembros kurdo-judía fue trasladada a Israel en 1950, por lo que Judios que asisten a las manifestaciones en solidaridad con los kurdos se sorprenden al saber que los kurdos tienen familiares judíos que viven en Israel o recuerdan que sus abuelas eran judías. Una estima que los ‘judíos’ kurdos que viven en la región kurda ascendía a 150.000 habitantes. Esta cifra es casi seguro que una fantasía. En el Kurdistán, los llaman Ben-Ju : son los descendientes de Judios convertidos al Islam. Para todos los efectos, son musulmanes. Pero siguen siendo conscientes de su ascendencia judía, y esto, sin duda, influye en sus opiniones. Muchos simpatizan con Israel. El Israel-Kurd revista – cuyo editor  ha desaparecido sin dejar rastro (al parecer secuestrado por agentes iraníes) – era aparentemente una iniciativa de los kurdos de ascendencia musulmana judía mixta. Podría haber cientos o incluso miles de estos casos.  Es un pensamiento intrigante que la escala de conversiones forzadas en el Kurdistán incluso podría aproximarse  lo que ocurrió en Marruecos (uno de cada cuatro musulmanes marroquíes de Fez, por ejemplo, están contados para descender de judíos conversos) Yemen, y de Irán . Podría ser un esqueleto en el armario kurdo  de proporciones masivas. Los  Judios estaban bajo la protección de los jefes tribales locales, o aghas . Es posible que estos aghas incautaron niñas judías como sus esposas. Una historia haciendo las rondas en Israel dice que un asesor militar fue enviado por el ejército israelí para entrenar a los kurdos en los años sesenta. Él escribió que cuando fue invitado una noche para una cena en un kurda peshmerga la casa del líder del ejército, una dama en esa casa le trajo el té. Cuando él la miró, pensó que la reconoció y le preguntó si era Sarah. Cuando le oyó llamarla ese nombre, se le cayó la bandeja con todo el té en el piso del shock, y salió corriendo de la habitación. Nunca la volví a ver. Agregó que cuando su familia vivía en el norte de Irak, que tenía una hermana con el nombre de Sarah, que fue secuestrada. Estaba seguro de que esa señora era su hermana. Esta historia se hace eco de la que le dijo a Ariel Sabar en Paraíso de mi padre ‘.la  tía de Ariel fue secuestrada por su nodriza musulmnana  como un bebé, y nunca supo de ella  De barberos kurdos y judíos conversos